¿Cómo sabe Hacienda cuándo existen facturas “falsas”?


Para identificar este tipo de facturación, se siguen los siguientes parámetros:

  • Ausencia de albaranes, documentos de entrega, contratos o resto de documentos que respalden la operación comercial llevada a cabo.
  • Medio de pago para estas facturas, dado que normalmente se sueles “pagar” al contado. Los verdaderos profesionales, fingen el pago, mediante cruce de cheques, transferencias entre cuentas u otras operaciones que justifiquen fehacientemente el pago.
  • Gastos desproporcionados para sectores afines en comparación con la media del sector. Una ejemplo es una sociedad profesional de abogados,  que se “gasta” 10.000 euros en transporte de mobiliario sin realizar ningún tipo de mudanza.
  • Reincidencia operativa en el tiempo. Casos como promotoras que subcontratan todo el trabajo y recurren siempre a finales de ejercicio a los mismos profesionales en módulos para que les lleven a cabo el mismo trabajo en todos los casos.
  • Facturas emitidas en fechas que no guardan relación con cualquier justificación lógica de los trabajos que se pretenden hacer creer, mostrándose una actitud de elusión fiscal de última hora, como por ejemplo una factura de reformas fechada 3 meses mas tarde a la venta del inmueble, …

Por último, no debemos olvidar la operación más usual que se suele llevar a cabo es el cruce facturas entre sociedades controladas por los mismos accionistas con objeto de realizar una compensación fiscal. Imaginemos una sociedad en pérdidas y otra en beneficios, de sectores análogos o distintos, pero controlada por los mismos accionistas.

 

Hacienda afina cada día más con la facturación creativa o emisión de facturas falsas y estos casos continuados en el tiempo y realizados de manera organizada, mediante tramas de fraude de IVA están fuertemente perseguidos, alcanzando la consideración de delito penal en muchos casos.

Este tipo de operaciones para nada són recomendables

, , ,

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)
*