Se provoca un aumento de las Inspecciones de Hacienda


Ojeando el Expansión y Empleo del domingo me encuentro:

El Gobierno a la vista de que la política de austeridad presupuestaria que pretende llevar a cabo no está dando resultado alguno, manteniendo e incrementando el gasto social y subiendo el nivel impositivo de los impuestos a los contribuyentes, ha decidido dar un paso hacia adelante con el fin de incrementar los escasos ingresos económicos que se están generando en las arcas del Estado y que están llevando a nuestro país a una quiebra económica. Para ello nada mejor que acudir a la única parte del Estado que está generando beneficios, la Agencia Tributaria.

Así que para motivar a los empleados, funcionarios, de la Agencia Tributaria se ha establecido una nueva política retributiva para los mismos, principalmente para el área encargado de generar los ingresos, los inspectores.

Así que aquellos inspectores que recauden más, verán como también su sueldo se incrementa en función de los ingresos generados a las arcas estatales.

Para ello la Agencia Tributaria ha decidido endurecer las condiciones para el cobro de un sueldo variable que poseen los inspectores, la paga de productividad. Esta paga puede llegar a suponer para los inspectores el 10 % de los ingresos anuales que obtienen en sus nóminas.

Para ello, aquellos inspectores que acudan a realizar su inspección in situ, en los domicilios de las empresas o domicilios particulares, verán incrementado su paga por productividad, porque demostrarán que realizan su trabajo, bajo este nuevo supuesto criterio de calidad.

Si además junto al inspector acude la Unidad de Auditoria Informática, la encargada de acceder a los datos almacenados por el contribuyente en sus ordenadores y realizar copias de los mismos, verán su paga incrementad en un porcentaje superior al resto.

También verán incrementado su sueldo si se instruye un expediente sancionador contra el contribuyente o se logra descubrir un fraude superior al 20 % de lo que había declarado, el descubrimiento de incrementos patrimoniales no declarados, lograr llegar a un acuerdo con el inspeccionado o trabajar junto a las Unidades de Recaudación para lograr el cobro de las cantidades defraudadas,…, y por realizar en el menor tiempo posible el cierre de la inspección.

Este último punto puede suponer que muchas inspecciones se cierren sin haber instruido el expediente según establece la ley, con lo que puede darse el caso de que se realicen inspecciones por el mero hecho de cobrar más a final de mes.

Lo peor de todo es que para que alguien tenga que realizar su trabajo deba motivársele con un sueldo extra, eso significa que hasta ahora no lo están realizando.

Por si a algún inspector se le ocurría negarse a las nuevas directrices internas de la Agencia Tributaria, el no cumplimiento de las mismas, conllevará un descenso en los ingresos por productividad que obtienen.

 

 

  1. No hay Comentarios
(No será publicado)
*